skip to Main Content
Sobre La Peregrinación Gaucha

Sobre la Peregrinación Gaucha

 

Desde el Santuario y Basílica Nuestra Señora de Luján queremos acercarnos a ustedes para aclarar algunos puntos sobre la peregrinación gaucha que se realiza todos los años el último fin de semana de septiembre.

Algunos antecedentes históricos:

En el año 1945, Monseñor Anunciado Serafini tuvo la iniciativa de comenzar esta peregrinación de “gente de a caballo” con los centros tradicionalistas de la zona y diversos Círculos Criollos como “El Rodeo” y “Martín Fierro”. Se propuso venir peregrinando desde un lugar cercano a Luján, rezar la misa en la plaza y efectuar un desfile frente al Santuario.

Lo que queremos alentar:

La peregrinación gaucha es una preciosa muestra de fe y de amor a la Virgen del hombre argentino. Recordemos que fueron los gauchos, hombres sencillos y trabajadores, los privilegiados de estar al lado del negro Manuel en el milagro de la Virgen, cuando se quiso quedar en estas tierras en 1630.

Además de su fe, el gaucho representa la Patria. Son los hombres que se pusieron al hombro el inicio de nuestra nación. Al lado del gaucho, siempre está su caballo. Sabemos del amor de los gauchos por sus caballos. El caballo para el gaucho símbolo de su trabajo, de su vida. El caballo es su compañero fiel. Para los argentinos la imagen del gaucho a caballo representa nuestra historia y nuestra tradición.

Como Iglesia inculturada en estas tierras, queremos seguir fomentando el cariño al gaucho y a lo que representa. Sobre todo, queremos fomentar su fe que se manifiesta en el amor a nuestra Madre, la Virgen de Luján. Como también se la suele denominar, la Virgen gaucha.

Algunos desafíos actuales:

El desafío de hoy en el que todos coincidimos responde al cuidado de la naturaleza, de la tierra, nuestra casa común y al cuidado de los animales. Los tiempos cambian y con ellos también el modo de hacer las cosas. Existen hoy día algunas dificultades que es preciso observar. La primera dificultad se relaciona con el cambio de la fisonomía del partido de Luján y sus alrededores. En el comienzo de la peregrinación, estos sectores eran rurales. Esto,  permitía una mayor circulación de animales sin complicar demasiado la vida y actividad de Luján. El paso del tiempo, hizo que se pase de una fisonomía de pueblo a una de ciudad. Más aún, Luján hoy forma parte del considerado AMBA, haciendo más complejo ordenar una peregrinación a caballo.

La segunda dificultad se dio por la mezcla en esta peregrinación con los carreros, haciendo que dos tradiciones distintas se combinaran. Esta combinación complejiza  la recepción de los peregrinos que vienen.

Ordenar y no suspender:

Frente a lo expuesto, el Municipio de Luján está intentando ordenar estas manifestaciones de fe en bien de todos. No se pretende suspender la peregrinación, sino ordenar del mejor modo posible estas expresiones de fe teniendo en cuenta las dificultades actuales. Como habitualmente sucede, estos procesos de reordenamiento llevan tiempo, diálogo y decisiones, hasta que podamos “encontrarle la comba al palo” como se dice en la jerga gauchesca. A su vez, Este tiempo de pandemia nos invitan a ser creativos, sosteniendo lo esencial y modificando ciertas cuestiones buscando así una propuesta superadora en favor de todos.

De allí que desde el Santuario de Luján queremos alentar la manifestación de fe. Queremos acoger a todo los peregrinos que se acercan a Luján. Nadie puede quedar afuera del amor de la Madre. Todo el Pueblo de Dios es bienvenido a la casa de la Virgen. Pero a su vez queremos poner nuestro grano de arena para que esto transcurra en un ambiente de tranquilidad y paz.

Los ponemos a todos y a cada una de las personas en manos de la Virgen gaucha, Madre de los argentinos, garante de nuestra unidad, para que con su amor nos permita vivir como hermanas y hermanos buscando el tan anhelado bien común.

 

Buenos Aires (Luján), martes 21 de septiembre de 2021.

 

Santuario – Basílica Nuestra Señora de Luján